¿Cómo Tener Colaboradores Motivados?


Como Tener Colaboradores Motivados

Para que una organización pueda entregar buenos resultados, una de las claves es tener colaboradores comprometidos y motivados. El rol fundamental de un líder es crear las condiciones para que esto ocurra.

¿Cuáles son los aspectos que motivan a las personas en el trabajo, qué habilidad de liderazgo se requiere para generar este motivador y qué acciones debe tomar un líder para que esta motivación ocurra?

1.- PROPÓSITO
Propósito significa que los colaboradores conocen, comprenden y aprecian el propósito de la organización. Un Propósito pertinente, claro, sencillo y ampliamente comprendido en la organización da el sentido de pertenencia y genera el compromiso necesario para contribuir activamente al éxito de la organización.

La habilidad de liderazgo para generar este motivador es la Visión: crear y transmitir una imagen mental clara de cómo será el futuro, fácilmente entendible, con la cual las personas se sientan motivadas a participar y contribuir.

Algunas de las acciones que debe tomar un líder para lograrlo son:

  • Desarrollar un Plan Estratégico claro y simple que todos los colaboradores puedan comprender. Los planes estratégicos complicados resultan inútiles, porque los colaboradores no saben qué hacer, imposibilitando su ejecución.
  • Formalizar, como parte del plan, los comportamientos que los colaboradores deben demostrar para cumplirlo. Saber de una forma clara cómo comportarse hace que la ejecución del plan se simplifique enormemente.
  • Comunicar el Plan Estratégico a toda la organización, asegurando que es bien comprendido. Este es uno de los roles fundamentales de un líder y no se debe delegar. Los líderes deben recorrer toda la organización para explicarlo a los colaboradores.
  • Alinear los recursos y actividades de la organización con el Plan Estratégico. Una vez que hay un plan claro, se deben eliminar las actividades que no contribuyen a su logro. Como dijo Michael Porter: “La esencia de la estrategia es escoger que NO hacer.”
  • Liderar las iniciativas de cambio importantes para el Plan Estratégico. Cerca del 50% de las iniciativas de cambio en las organizaciones fracasa. En muchos casos, se debe a que los principales líderes de la organización no tienen un rol activo en su implementación, transmitiendo el mensaje de que no es realmente importante.

2.- CONTRIBUCIÓN
Contribución significa que los colaboradores saben qué se espera de ellos y cómo su trabajo contribuye con el Propósito de la organización; logran ver claramente sus avances, contribuciones e impactos.

La habilidad de liderazgo para generar este motivador es la Ejecución: hacer lo necesario para lograr los objetivos planteados, manteniendo buenas relaciones e inspirando a los demás a entregar un desempeño superior.

Algunas de las acciones que debe tomar un líder para lograrlo son:

  • Fijar formalmente objetivos a cada uno de sus reportes directos, logrando que esto se haga en toda la organización.
  • Verificar que estos objetivos están alineados con el Plan Estratégico y cada colaborar no comprende.
  • Asegurar que los miembros de cada equipo conocen los objetivos del equipo, los individuales y los de los demás equipos de la organización.
  • Dar seguimiento periódico al desempeño, tomando las acciones pertinentes y oportunas ante las desviaciones. Para lograrlo se requiere de un sistema/proceso de ejecución. Algunos recomendables son: las 4 Disciplinas de la Ejecución (de Franklin Covey), Gazelles y “Getting Things Done” entre otros.
  • Tomar decisiones oportunamente. Los líderes deben tomar las decisiones que les corresponden en el momento y de la forma correcta. Las que no les corresponden las deben delegar al nivel adecuado.
  • Asegurar que el buen desempeño es reconocido y que el pobre desempeño es castigado, adecuada y oportunamente. Se debe comenzar con los comportamientos establecidos en el Plan Estratégico. El cumplimiento de estos serán lo que impulse que se logren los resultados. Después, viene todo el tema de cumplimiento de metas e indicadores de desempeño (KPI’s).
  • Alinear la compensación con el desempeño. A los hacen bien su trabajo les debe ir mejor económicamente que a los que no.
  • Evaluar el desempeño objetivamente y con frecuencia. Un colaborador nunca debe sorprenderse con su evaluación y retroalimentación de desempeño. Esto debe ser un proceso continuo, con una sesión formal como mínimo una vez al mes. De esta forma, la evaluación anual o semestral es rápida, sencilla y libre de conflictos o desacuerdos importantes.

3.- SUPERACIÓN
Superación significa que los colaboradores sienten que alguien se ocupa de su desarrollo y que tienen la oportunidad de aprender, crecer y superarse. En la generación de Millenials, que hace sufrir a muchos Gerentes, este motivador cobra mayor relevancia.

La habilidad de liderazgo para generar este motivador es el Desarrollo: desarrollar de forma sistemática a los colaboradores y la cultura que la organización requiere para cumplir con su Plan Estratégico.

Algunas de las acciones que debe tomar un líder para lograrlo son:

  • Establecer y mantener reuniones periódicas (mínimo una vez al mes) con cada uno de sus reportes directos enfocadas en dar seguimiento al desarrollo, más allá del desempeño.
  • Asignar actividades de desarrollo adecuadas, asegurando el aprendizaje esperado.
  • Proporcionar retroalimentación estructurada y oportuna. Para esto, se deben entrenar en el uso de alguna metodología para dar retroalimentación.
  • Utilizar herramientas de mentoría y coaching en el proceso de desarrollo. Como jefe, capacitarse en mentoría y coaching se ha vuelto indispensable para desarrollar a otros líderes. Es una herramienta sumamente poderosa para acelerar el desarrollo propio y de otros, con gran impacto en los resultados.
  • Mediante la implementación de los procesos adecuados, asegurar que las contrataciones, promociones y despidos son transparentes y merecidos. La falta de transparencia en estos procesos genera gran incertidumbre y malas interpretaciones en las organizaciones.

4.- PERTENENCIA
Pertenencia significa que las personas sienten que pertenecen a buen equipo, que son apreciados y valorados por sus jefes y compañeros, y que existen las condiciones para que puedan dar lo mejor de sí.

Para generar este motivador la habilidad de liderazgo más importante es la Empatía: saber ponerse en la situación emocional de los demás, actuando y respondiendo con las emociones adecuadas.

Algunas de las acciones que debe tomar un líder para lograrlo son:

  • Tratar a todas las personas con cordialidad y respeto.
  • Verificar y ayudar en la mejora del bienestar.
  • Conocer razonablemente bien a sus colaboradores y mantener una relación de empatía con ellos; sin confundir los roles de jefe y amigo.
  • Asegurar que las herramientas de trabajo son las necesarios y están en condiciones adecuadas.
  • Asegurar que las condiciones de trabajo son dignas y adecuadas. Esto incluye las áreas de trabajo, baños, cafetería/comedor, etc.
  • Minimizar la burocracia y los procesos, para que los colaboradores no tengan que dedicar esfuerzo excesivo.